Subscribe:

Ads 468x60px

jueves, 13 de agosto de 2009

Cuenca hidrográfica: avances en su gestión

La cuenca hidrográfica es definida en principio por parámetros hídricos pero ellos no son los únicos elementos que se toman en cuenta a la hora de hacer su planificación. En cualquier punto de la superficie terrestre que se encuentre una persona, se encontrará en una cuenca, y por lo tanto todos los recursos y actividades se contienen en ella. Es por eso que la planificación territorial a partir de la unidad cuenca ha tomado importancia en el devenir moderno internacional.

Elementos definitorios

En este tipo de planificación forman parte una gran gama de actores, sociales, políticos y científicos, con diferente origen pero similar interés: la conservación, mejora o restauración del recurso hídrico de una cuenca, así como las actividades que se dan en ella y otras fuentes de desarrollo. Y es por ello que es necesario que se cuente con normas y estándares de participación y evaluación para hacer de la planificación una actividad eficiente y real.

Sheng (1) explica esquemáticamente los debidos procesos y dispositivos de regulación, ya sea a escala nacional, regional o local. En primera instancia, partiendo de una fase de diagnóstico, es importante mantener pequeños grupos con tareas designadas con el fin de ordenar las acciones. Uno de los principales problemas a este nivel es la disponibilidad o anuencia de los grupos o instituciones. La idea puede manejarse de la mejor manera pero será limitada por el accionar real de dichos grupos.

Sería importante que toda la organización se base en principios estratégicos de planificación, con misión, visión, objetivos, metas, indicadores, para tener una guía de la cual no despegarse. Esto permite también la justa repartición de responsabilidades y plazos.

En relación con esto, se destaca la importancia de la multidisciplinariedad a nivel de los estudios y a nivel de la planificación en sí, porque todos tenemos acceso a los recursos que se pretenden explotar sosteniblemente.

El geógrafo y los SIG

El uso de Sistemas de Información Geográfica facilita en gran manera el tratamiento, gestión y análisis de la información recolectada, además de la representación de los resultados. Con el manejo de bases de datos georeferenciados se puede manejar la información de manera atinada según los objetivos que persigue el plan de la cuenca. En adición, los sistemas computarizados permiten más facilidad en actualización de la información, ya sea estadística o espacial.

En general, la formación del geógrafo es una ventaja comparativa puesto que a nivel de diagnóstico, análisis y propuesta, se describen y explican espacialmente todas las variables que se estudian en una cuenca. Esta integración es mejor vista por el geógrafo pero es siempre necesario trabajar interdisciplinariamente.

En Costa Rica ya existen avances de formalización o normación de los aspectos a tomar en cuenta. Por ejemplo se cuenta con la metodología de determinación de las capacidades de uso de los suelos (DE Nº33957-MINAE-MAG, ver versión digital). Y, aunque viciada y sesgada, existe la metodología de delimitación de fragilidad ambiental (DE Nº 32967-MINAE, ver).

Referencias
(1) Sheng, T.C. (1992). Manual de campo para la ordenación de cuencas hidrográficas. FAO.

0 comentarios:

¡Compártalo!

Bookmark and Share